El impacto mental y emocional de las lesiones deportivas

Posted on Posted in Performance Coaching Deportivo

El impacto mental y emocional de las lesiones deportivasEl impacto mental y emocional de las lesiones deportivas y su efecto sobre el rendimiento es generalmente pasado por alto en el deporte profesional.

Por supuesto las consecuencias físicas están tomadas muy en serio y son muchos los recursos que están dedicados a la recuperación física del deportista.

Sin embargo aunque el impacto psico-emocional está reconocido, no se le tiene en cuenta. Probablemente es porque hasta ahora no hemos sabido cómo resolver el impacto mental y emocional de las lesiones deportivas y los cambios resultantes en el rendimiento. Además, hablar sobre dificultades psicológicas y emocionales ha sido historicamente un tema tabú en el deporte.

.

¿Qué es el impacto mental y emocional de las lesiones deportivas?

En resumen: una lesión crea un conflicto en tu coordinación cerebro-cuerpo. Es un conflicto neuro-fisiológico cuyos resultados pueden ser micro-fallos de concentración y en algunos casos de ansiedad, depresión, pensamientos invasivos…

Las partes más profundas de tu Cerebro son el Sistema Límbico y el Cerebro Reptiliano. Sus funciones entre otras son almacenar todas tus experiencias y crear las conexiones neuronales que te mantengan seguro/a y lejos de peligro. Además son las responsables de todos tus movimientos musculares. Actúan más allá de tu consciencia y no las puedes controlar. Son reacciones automáticas.

Después de una lesión, estás partes de tu cerebro subconsciente graban como peligrosa cualquier situación que sea parecida a lo que ocurrió cuando te lesionaste. Por eso moverán tus músculos automáticamente para evitar la situación. Recuerda, lo harán automáticamente antes de que hayas tenido tiempo para pensarlo y la parte de tu cerebro que piensa no tendrá ningún poder para pararlo.

Por supuesto, la parte de tu cerebro que piensa (tu Neocortex) está dando las órdenes para seguir moviendo hacia adelante.  ¡AQUÍ TIENES EL CONFLICTO! Esta parte te está mandando seguir moviéndote y la parte profunda de tu cerebro está tirando de tus músculos hacia atrás. En muchos casos esto en sí mismo da como resulta más lesiones.

Ahora todo esto suena muy dramático. Es verdad que en algunos casos crea los “yips” (la pérdida de destrezas finas) que sí, son dramáticos para cualquier deportista; sin embargo, en la mayoría de los casos se demuestra en cambios micro musculares y psicológicos que dan la impresión que el/la deportista ha perdido su “punto máximo” física, psicológica y emocionalmente. Por ejemplo, fallan tiros que antes habrían acertado. Un solo cambio de 2 o 3 milímetros en el movimiento de tu mano o pie se traduce en centímetros cuando el balón llega a su destino. Es la diferencia entre un acierto o un fallo.

Déjame darte un ejemplo de un jugador profesional de baloncesto. Vino a mi consulta después de que su puntería de tiros de 2 puntos se había desplomado al 23%. Ocurrió después de caerse mientras que bajaba de un tiro en suspensión. No había vuelto a encestar un tiro en suspensión desde la lesión. Saltaba más o menos 2mm demasiado hacia adelante y lo más que intentaba rectificarlo, nada le funcionó.

Me explicó la angustia que sentía y los “flashbacks” que tenía en la cancha. Eran el sonido del hueso rompiéndose, el dolor y el miedo que le agarró del impacto que podría tener en su carrera de deportista profesional.

Después de las sesiones conmigo, describió como la lesión se ha desvanecido en el pasado. Ahora se siente totalmente relajado en la cancha y los flashbacks han desaparecido por complete. Su puntería regresó inmediatamente al 50%.

.

.

¿Qué ocurre en tu cerebro?

basketball accelerated learning 1Lo último que la neuro-ciencia ha demostrado en el proceso fisiológico  es lo siguiente:

En el momento de la lesión el cerebro desconecta el Neocortex para poder entrar en modo supervivencia. Lo hace produciendo cortisol y lo hace porque el Neocortex funciona mucho más lento que el Cerebro Reptiliano y el Sistema Límbico y por eso en situaciones de supervivencia su lentitud nos pone en más peligro.

Las presiones y por lo tanto el impacto emocional de la lesión (¿volveré a jugar, se ha acabado mi carrera, cómo responderá el Club…?)En los casos en los que un jugador no consigue recuperarse psicológicamente de una lesión, ocurre lo mismo cada vez que algo estimula su memoria de la lesión. Este fenómeno tiene varias causas:

La severidad de la lesión.

Es otro eslabón en una cadena de lesiones.

Puede ocurrir consciente o inconscientemente.

Parte de la función del Neocortex es dar sentido a nuestras experiencias y controla cómo están almacenadas en nuestra memoria. El cerebro funciona mediante conexiones neuronales formando una red. El Neocortex controla cómo se conectan nuestras experiencias para que nuestra subconsciencia responda para nuestro mayor beneficio.

Esto significa que cuando el cerebro tiene una reacción hacia una experiencia de nuestro pasado que produce cortisol, el Neocortex vuelve a desconectar. Nunca tenemos la oportunidad de dar sentido de la experiencia ni de almacenarla adecuadamente. Es como si acabara atrapada como en una cápsula de tiempo en nuestro Sistema Límbico.  Cada vez que ocurre algo que recuerde a nuestro cerebro la experiencia, de nuevo se desconecta el Neocortex y es como si estuviéramos viviéndola otra vez.

Impact Mental y Emocional de las lesiones¿Cómo podemos darnos cuenta de cuando ocurre esto? Es sencillo darte cuenta por los tipos de pensamientos que tienes y por la reacción emocional de cortisol que tienes.

El cortisol produce las siguientes respuestas:

Dificultad en dormir o un sueño de poca calidad

Tensión en el sistema digestivo, angustia y dificultades de digestión…

Ansiedad

Depresión

Los pensamientos pueden ser muy variados y pueden incluir pensamientos invasivos, pensamientos obsesivos o compulsivos, flashbacks… Es como si estuvieras viviendo la experiencia de nuevo emocional y físicamente.

.

.

¿Cómo el impacto negativo de las lesiones deportivas está agravado?

En si el impacto mental y emocional de las lesiones deportivas es muy difícil de manejar, sin embargo, está agravado por las altas exigencias del deporte profesional.

Casi todos/as los/las deportistas con quien he trabajado han comenzado a exigirse más de sí mismo/a, confusos/as y frustrados/as acerca de lo que les está pasando. En muchos casos entrenan más horas y más fuertemente y eso les lleva a un círculo de  frustración y auto-culpa, de más ansiedad y tristemente, en demasiados casos, a la depresión, trastorno obsesivo compulsivo (TOC) y a un colapso de auto-estima.

Uno de los casos más claros que he tenido era el de un jugador profesional de baloncesto que ha experimentado 3 temporadas de lesiones. Había sufrido 4 lesiones serias en este tiempo.

Vino a mi consulta en cuanto que otro cliente que ha trabajado conmigo con mucho éxito me recomendó. Estaba sufriendo TOC hacia cada sensación muscular de sus piernas. El TOC le quitaba su concentración en los partidos, que bajaba mucho su rendimiento.

Trabajamos juntos una vez en semana durante un mes. En este tiempo los pensamientos obsesivos desaparecieron por completo, redescubrió la libertad que había sentido cuando jugaba de niño y encontró una nueva unión entre su mente y su cuerpo. Comenzó la siguiente temporada en tercera división y durante las primeras semanas después de nuestro trabajo juntos estaba “scouted” y contratado por el líder de los equipos de la primera división.

 .

 .

Cómo resolver el impacto mental y emocional de las lesiones deportivas

¡Las buenas noticias son que hay un camino de vuelta!

Hay varias técnicas punteras que resetean el Sistema Nervioso del deportista a su “estado pre-lesión”. De hecho, en muchos casos el rendimiento  incrementa, eso es porque, después de la intervención, las experiencias fueron instaladas como aprendizajes y sus tomas de decisiones mejoraron. Además mediante el uso de estas técnicas los/las deportistas vuelven a poder disfrutar profundamente de su deporte.

En la mayoría de los casos, encuentro que las técnicas de relajación y visualización no son suficientes para resolver el efecto psicológico de la lesión. Son útiles para ayudar al deportista a sentirse un poco mejor. Pero no les ayuda a resolver las respuestas micro-musculares automáticas que ocurren en los partidos, ni resuelven los impactos psico-emocionales más potentes.

El impacto mental y emocional de las lesiones deportivas 2Para poder realmente resolver sus dificultades es necesario trabajar a un nivel mucho más profundo. Utilizo una combinación de técnicas seleccionadas y desarrolladas por mí mediante muchos años de práctica, estudio e investigación. Algunas de ellas ayudan al deportista a conectar con cómo se han almacenado los recuerdos en su cerebro. Así cambiamos la forma en que están almacenados y las asociaciones que los rodean.  Esto significa que su relación con el recuerdo cambia para crear una respuesta emocional diferente.

La otra técnica que es para mí absolutamente esencial, es poder acceder directamente al Sistema Límbico. Lo conseguimos mediante posiciones oculares porque el Nervio Óptico conecta directamente al Cerebro justo en esta zona. Uno de los campos de neuro-investigación más emocionante es sobre cómo podemos estimular recuerdos desde el Nervio Óptico.

Al mismo tiempo, utilizo un sistema de doble atención, estimulación bilateral del Cerebro y de relajación del Nervio Vago específicamente diseñado. Este sistema permite al neocortex reconectar con los recuerdos.  Como resultado de esta reconexión el/la deportista puede resolver los eventos y almacenarlos en una forma inteligente y útil.

El resultado de este trabajo es que el/la deportista regresa a un estado de paz, las reacciones negativas emocionales y psicológicas desaparecen y retoma su deporte con libertad.

Para mí, el proceso de recuperación es un momento ideal para enseñarles cómo desarrollar y controlar estados psico-emocionales positivos y de alto rendimiento. Los utilizamos para reemplazar las emociones y pensamientos dañinos que han estado experimentando hasta ese momento.

Al final, es curioso descubrir que las circunstancias más difíciles pueden ser oportunidades. Son oportunidades para abrir la puerta para poder estar más en paz, más relajado/a, más enfocado/a y con un rendimiento más alto del que hubiera sido posible sin haber pasado por esta experiencia.

.

.

.

Pincha aquí para más información sobre mi programa de Performance Coaching Deportivo